Reto módulo 3: transversalidad de género en la estadística oficial

En mi sector, que es el de la estadística oficial, lo más llamativo en cuanto a igualdad es el techo de cristal. En el Cuerpo Superior de Estadísticos del Estado la mayoría somos mujeres, pero los niveles altos están ocupados mayoritariamente por hombres.

Supongo que en ello influye que somos las mujeres las que solemos pedir reducciones de jornada y excedencias para el cuidado de los hijos.

Aunque en la mayoría de los casos se ofrecen los ascensos a los hombres, resulta importante señalar que la proporción de mujeres que rechazan un ascenso, una vez que se les ha ofrecido, es aparentemente mucho mayor, y los motivos suelen estar relacionados con la conciliación. Creo que en este caso influyen los roles de género, que deberían abordarse en el conjunto de la sociedad, empezando por los niños y adolescentes. No creo que sea posible influir en ellos desde el ámbito de la empresa con la misma eficacia.

Una de las buenas prácticas que he encontrado en la documentación y que me parece interesante para aplicar en este caso es la inclusión de una unidad didáctica de igualdad de oportunidades y aplicación transversal de la perspectiva de género en el temario de las oposiciones.

Un enfoque transversal de este problema en mi sector podría consistir en constituir un grupo de trabajo con la máxima representatividad dentro de cada organismo. Este grupo de trabajo se encargaría de identificar los problemas, determinar qué obstáculos aparecen  y proponer medidas para mejorar. Es importante que los documentos que se redacten sean públicos y que se establezcan indicadores y plazos, y un cierto grado de compromiso.

Se podría empezar por racionalizar los horarios también en los niveles altos. A mayor salario se presupone mayor responsabilidad, experiencia, competencia profesional,… pero no tendría por qué estar asociado con unas jornadas laborales prácticamente ilimitadas.

Además, los criterios de promoción deberían ser más transparentes.

Por otro lado, la estadística oficial como servicio público también tiene mucho que decir en el ámbito de la transversalidad. En toda la documentación del curso estamos viendo la importancia de disponer de datos para poder evaluar la situación, así como los progresos y el impacto de las medidas adoptadas.

Además de incluir la variable sexo en las estadísticas, se podrían enviar los resultados que fueran relevantes en este ámbito a las empresas colaboradoras, con un informe personalizado (que se podría automatizar), en el que se vieran reflejadas respecto a un indicador promedio y respecto a un indicador que sirva como objetivo.

En los concursos públicos se deberían incluir como criterios de valoración aspectos relacionados con la igualdad, como tener el Distintivo de Igualdad que proporciona el Instituto de la Mujer a las empresas que cumplen determinados requisitos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reto Módulo 4: ¿Qué puedo hacer yo?